Proyecto 01-03PAR

VIVIENDAS PAREADAS BIOCLIMATICAS

Promotor: Cecilio Martínez S.A.
Dirección:C/ El Alcor 5-7. Almería.
Proyecto: feb-2002
Construcción: may-2004
Presupuesto: 264.810 €
Sup. útil: 429,97 m²
Sup. constr.: 535,11 m²
Se realizan dos viviendas pareadas sobre una parcela de 630 m². Con el fin de buscar la mejor respuesta climática en función de la orientación de la parcela, la vivienda de la derecha abre predominantemente sus huecos al Sur y la de la izquierda se gira 90º y abre sus huecos hacia poniente.

01-03-0.0_plano-w

El programa es idéntico en ambas viviendas: planta sótano con garaje, zona de juegos y un aljibe de aguas pluviales; planta baja con salón, comedor y cocina; planta alta con tres dormitorios y dos baños.

La estructura es de muros de carga, de hormigón en sótano y de ladrillo cerámico en las plantas sobre rasante. Las fachadas son de ladrillo visto con cámara de aire ventilada. Se consiguen unos cerramientos de gran espesor que proporcionan una alta inercia térmica.

Se realiza un sistema de climatización pasivo haciendo pasar el aire por un radiador de tubos, colocado bajo la cimentación, que intercambia temperatura con el terreno. Un cazavientos situado en la cubierta, encima de la caja de escaleras, conduce el aire hasta el subsuelo para devolverlo después en la parte alta del salón. El sistema permite recircular al aire interior de la vivienda, cuando la temperatura exterior es muy elevada, tomándolo de la parte alta del castillete. El accionamiento de rejillas, y ventiladores de impulsión, la toma de datos de temperatura exterior e interior, velocidad del viento, etc, están controlados desde un sistema domótico que, en función de escenarios programados, elige la opción más conveniente en cada caso: toma de aire desde el exterior, natural o forzada, o recirculación.

Ese mismo sistema domótico controla otros muchos parámetros de la vivienda y permite un aprovechamiento bioclimático. Entre ellos se puede mencionar la motorización de persianas y su accionamiento en función de la luminosidad, la recogida de aguas de lluvia en el aljibe y su incorporación a la red doméstica interior, el control de presencia o el aviso de inundaciones.

La edificación se complementa con sistemas pasivos tales como aleros y pérgolas, que junto con la fachada ventilada y la futura vegetación proporcionan las mejores condiciones para la efectividad de los sistemas energéticos.

El sobrecoste de estos sistemas es de un 5% respecto a la obra tradicional, mientras que los costes de mantenimiento de la edificación y el uso de energías tradicionales se reducen considerablemente, amortizando dicho sobrecoste en los cinco primeros años de vida útil del edificio.

Aviso Legal | Copyright Estudio 54 | Design - www.garajegrafico.com